Frameworks para la gamificación

CC Reconocimiento – CompartirIgual (by-sa)

Autor: Jordi Moretón

Si hemos decidido gamificar un proceso, por ejemplo de nuestro negocio, tenemos que determinar cómo implementar dicha gamificación. Para ayudarnos en esta tarea existen los llamados frameworks, que son conjuntos más o menos estandarizados de conceptos, prácticas, reglas y herramientas que se ha determinado por experiencias que sirven para encarrilar y desarrollar con éxito nuestra tarea.

Según la tarea específica que queramos desarrollar tendremos frameworks más adecuados que otros. Por ejemplo, podríamos tener por objetivo gamificar el proceso de generación de ideas de nuestros empleados, o feedback que hacen los compradores sobre nuestros productos y servicios. En estos casos tanto el usuario como el proceso para el que queremos aplicar técnicas de gamificación son bien distintos. La empresa Badgeville usa la siguiente taxonomía de frameworks de gamificación para el negocio, que resulta muy útil y completa para visualizar lo anteriormente dicho:

  1. Orientados al cliente
    1. Framework de la lealtad social
    2. Framework del gurú de la comunidad
    3. Framework de la gran pirámide de la competición
  2. Orientados al empleado
    1. Framework de la guía gentil (de acompañamiento)
    2. Framework del colaborador en la empresa
    3. Framework de la competición en la empresa

Cada uno de estos frameworks básicamente identifica:

  • Los tipos de recompensas y reconocimiento que funcionan
  • Las mecánicas más adecuadas
  • Ejemplos de ámbitos específicos de aplicación
  • Casos de estudio varios

Esta información podría parecer escasa, y formalmente lo es, pero para llegar a la conclusión de qué recompensas y qué mecánicas se ajustan mejor a un escenario hay mucho trabajo, tanto de investigación psicológica y sociológica como diseño de juegos y experimentación en casos reales. La gamificación no es una metodología exacta, y lo que estadísticamente hablando debería funcionar para un grupo de trabajo podría generar una respuesta totalmente opuesta. Por ejemplo, ¿usaríamos puntos y rankings y recompensas económicas (bonus), tal y cómo haríamos para gamificar al empleado del mes, en un entorno de investigación fundamental en matemáticas? Mhhhh, no tenemos respuesta, pero la intuición nos dice que los serios matemáticos se sentirían humillados al ver que tratamos de acelerar su proceso de investigación usando, básicamente, lo que percibirían como un palo y una zanahoria. Quizás otro gallo cantaría si los puntos se aplicasen a un proceso de evaluación cualitativa y no al número de proyectos que logran financiación, y en vez de recompensas económicas fueran asistencias a congresos, publicación en revistas de prestigio, etc.

En cuanto a frameworks de gamificación, no sólo Badgeville ha creado el suyo particular. Algunos de ellos pueden ser tan simples como guías y otros incluir herramientas, otros pueden referirse a todo el proceso de gamificación y otros sólo a una de las fases. De forma genérica, un framework de gamificación suele incluir información, trucos, ejemplos y herramientas para completar estos cuatro pasos básicos:

  1. Entender el área de aplicación y definir los objetivos de negocio a mejorar
  2. Definir los cambios que queremos ver en las habilidades, comportamientos y actitudes de los usuarios.
  3. Perfilar a los usuarios para entender sus motivaciones, preferencias, intereses y barreras.
  4. Diseñar, construir y probar iterativamente la solución gamificada con los usuarios

Otros frameworks destacados en la literatura son los siguientes:

El de Aaron Dignan en su libro Game Frame[1], que consta de 9 pasos.

aaron_dignan

El de Kevin Werbach en su libro For the Win[2] y también explicado en el MOOC de gamificación de Coursera. En este caso, define 6 fases.

kevin_werbach

El de Yu-kai Chou, llamado Octalysis[3], que incorpora una herramienta de análisis del grado de gamificación de un proceso antes y después:

yukaichou

El completo framework de Sergio Jiménez Arenas[4], llamado Gamification model Canvas[5], tiene por objetivo ayudar a encontrar y evaluar mecánicas, dinámicas, estéticas, componentes, retorno, jugadores, comportamientos, plataformas y costes para crear o modificar comportamientos en entornos no-juego. Este framework se puede encontrar incluso en formato comercial, con el tablero, las cartas y el manual de instrucciones, el Game On! Toolkit[6].

sergio_jimenez

Como se puede apreciar, el concepto de framework es bastante amplio y un poco difuso, pero  nos remitimos a la definición inicial: un conjunto de soluciones que ha sido probado con éxito para gamificar procesos, experiencias, webs, etc.



[1] A. Dignan, Game frame : using games as a strategy for success. New York, NY, USA: Free Press, 2011, p. 224.

[2] K. Werbach and D. Hunter, For the Win: How Game Thinking Can Revolutionize Your Business. Philadelphia, PA, USA: Wharton Digital Press, 2012, p. 144.